lunes, 25 de agosto de 2014

MACEDONIA DE FRUTOS DEL BOSQUE

Otra semana más que falto a mi cita con las salidas al monte, pero muchos buenos planes y algunas obligaciones no me han dejado sacar tiempo. A pesar de todo, el domingo encontramos una hora libre para ir a recoger moras, porque nos encanta su mermelada casera. En estos momentos está cociendo una pequeña olla, que llena de un estupendo olor toda la casa. 
Como llevo tiempo sin publicar nada, me llevé la cámara, para al menos dejar constancia de esta explosión de frutos que todos los años al final del verano surte a pájaros migratorios y humanos golosos de deliciosos manjares.

Moras (Rubus ulmifolius), nuestro objetivo cumplido del domingo 
Ciruelas silvestres (Prunus domestica)
Escaramujos (Rosa sp.)
Frutos de espino albar o majuelo (Crataegus monogyna)
Frutos de jazmín silvestre (Jasminum fruticans)
Y aquí acabo, pero no sin antes agradecer a amigos, familiares, desconocidos, naturalistas, visitantes casuales y motores de búsqueda, que en menos de dos años, ya cuente con más de 20.000 visitas. ¡¡Espero seguir despertando vuestro interés en el futuro!!


domingo, 10 de agosto de 2014

MÁS CORZOS, ALCAUDONES Y UN CUMULONIMBO

Sólo un par de horas del domingo he salido al campo este fin de semana, aunque el atardecer del viernes nos deparó una espectacular nube de tormenta formada hacia las sierras de Guadalajara.

Cumuloninmbus incus, o cumulonimbo con yunque, por haber llegado a la tropopausa (aproximadamente 20.000 m) donde ya no puede seguir creciendo en altura y y se extiende lateralmente en forma de yunque
En cuanto al domingo, como digo, fue un paseo corto que no deparó gran cosa, aunque en un rato que me senté y me camuflé aparecieron algunos de los actores más destacados de este verano: los corzos y los alcaudones comunes.

Corzo macho (Capreolus capreolus) abandonando el rastrojo en busca
de una zona más frondosa en que pasar el día.
Sin ser un experto, por su cuerna debe tener un año
video

Alcaudón común joven (Lanius senator) en vuelo hacia un bulto sospechoso
Más calmado, al ver que el bulto no hacía nada, se puso al acecho de presas
Y como digo, poco más, un pinzón vulgar (Fringilla coelebs) medio oculto, me enseñó su obispillo o rabadilla verde, para confirmar que aunque hembra, y por tanto, parduzca, tiene coloreada esa parte.
  
Pinzón vulgar hembra


lunes, 4 de agosto de 2014

CORZOS Y CULEBRAS

Este fin de semana, varios planes hicieron que tan sólo el domingo pudiéramos salir al campo, menos mal que no hizo demasiado calor, porque no madrugamos. En fin, para movernos un poco, más que con la intención de ver algo, nos lazamos al paseo y cuando alguna nube tapaba el sol no se estaba del todo mal.

Cúmulos sombreando las rastrojeras
Lo primero que vimos fue una pequeña culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) atropellada junto a la piscina. Cuando son pequeñas aún no conocen todos los peligros de la cercanía al ser humano.

Pequeña culebra bastarda atropellada
Como esperábamos los bichos emplumados no se mostraron mucho y sólo pude fotografiar a un cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) posado en un poste de alta tensión.

Cernícalo vulgar
La sorpresa llegó después, cuando a plena luz del día descubrimos una familia de corzos (Capreolus capreolus): una madre y sus dos crías ya creciditas. A pesar de vernos los unos a los otros, ellos siguieron ramoneando relativamente tranquilos por la distancia que nos separaban. Como siempre, un placer fotografiar y grabar a estos gráciles y elegantes mamíferos.

La madre nos observa
Ya a la sombra uno de los jóvenes ramonea un espantalobos
video

Llegando ya a casa pasamos por el Lavadero, donde continúan las truchas arcoiris y carpines, que esta vez tenían una compañera más inquietante: una culebra acuática viperina (Natrix maura). Se trata de una inofensiva culebra que no supone ninguna amenaza a los peces, ya que éstos son de mucha mayor envergadura, aunque se les notaba cierto nerviosismo. La culebra, al verse descubierta, salió del fondo hacia una de las paredes en las que había algas y ocultándose entre ellas, sólo asomó la cabeza a tomar alguna bocanada de aire. Aunque el dibujo dorsal pueda parecerse al de una víbora, la cabeza alargada y pupila redonda, aclaran la situación, pues en las víboras la cabeza es triangular y la pupila vertical.

Truchas arcoiris (Onchorynchus mykiss)
Culebra acuática viperina buceando
Apoyada en un borde tomando aire
Detalle de la cabeza
video