domingo, 19 de marzo de 2017

PÁJAROS CANTORES Y GAVILÁN

Muy buen tiempo ha hecho este puente y la verdad es que hemos tomado bastante el sol. El sábado tocó por Tamajón, con amigos, pero allí no hice fotos. Hoy domingo, ya en Santorcaz, hemos hecho como el fin de semana anterior: he madrugado yo sólo, luego todos en bici por los caminos, y por la tarde otro paseíto corto.
Al amanecer, es una gozada esta época, porque todos los pequeños pájaros se pasan un buen rato cantando, y es que los machos buscan pareja desesperadamente. Además, también lucen sus mejores galas, así que el espectáculo está garantizado.

Un precioso verdecillo (Serinus serinus) hincha el pecho para soltar sus estrofas
En lo alto de un almendro, un pardillo (Carduelis cannabina) también cantaba
Y en el siguiente almendro, un jilguero (Carduelis carduelis) hacía lo mismo
Una golondrina (Hirundo rustica)descansaba en un cable
Un colorido herrerillo común (Cyanistes caeruleus)
Siempre medio escondidos, puede ver un picogordo (Coccothraustes c.)
Y también en el mismo olmo, cantaba un petirrojo (Erithacus rubecula)
Acabé el paseo un tanto cabreado al ver como sistemáticamente se gasta dinero en envenenar una gran superficie sin necesidad. Luego nos preguntamos por qué hay tanto cáncer, enfermedades autoinmunes, alergias, problemas de fertilidad, etc. Echar un veneno tan fuerte en algo que pretende ser un parque no creo que esté justificado.

Desolador
En fin... después de un pequeño descanso, con la bici y la pequeña en la sillita no es tan fácil ver pájaros... y fotografiarlos. Aún así, me he topado con un par de collalbas grises (Oenanthe oenanthe), y el macho se ha dejado fotografiar. En estos días habrá muchas más en camino hacia el Norte.

Las collalbas casi siempre se posan en lugares prominentes
Por la tarde no teníamos mucha intención de ver aves, pero con la cámara a cuestas, siempre te puedes topar con alguna cosa interesante, o con un bonito atardecer.

Un gavilán (Accipiter nisus) vuela con algo en las patas
Una mariposa ortiguera (Aglais urticae) tomando el sol
Atardecer con el cerro del Viso en la penunmbra

domingo, 12 de marzo de 2017

AGUILUCHO PÁLIDO Y AVUTARDAS

No hemos dejado escapar el buen tiempo de este fin de semana, el sábado primero yo sólo y después en familia, y el domingo todos juntos, también hemos salido al campo. Andando, en bici o con carrito, lo hemos disfrutado de varias formas.
Además esta vez no sólo he ido por cerros, también ha tocado la zona de páramo y claro, eso se ha notado en algunas especies no habituales en este blog. De hecho, empiezo por una que nunca había fotografiado, el aguilucho pálido (Circus cyaneus), un aguilucho que no cría en Santorcaz, pero que en invierno y en paso es posible ver. Además fue un macho con plumaje de adulto, un ave verdaderamente magnífica.

Inconfundible, tal vez sólo con el aguilucho cenizo, los machos son muy claros
Como he dicho, hubo suerte en el páramo y las especies, unas más lejos y otras más cercas, se dejaron fotografiar.

Los almendros ponen la nota de color en marzo,
lo que no se puede expresar en el blog, es su olor
Pude ver dos avutardas (Otis tarda) en una época muy interesante
También vi una pareja de alcaudones reales meridionales (Lanius meridionalis)
En todo caso, el rey del páramo es el triguero (Emberiza calandra)
aún abundantes a pesar de tanto pesticida
Después pasé al monte, y algunas pequeñas aves también se dejaron ver.

Cogujada montesina (Galerida theklae)
Macho de curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
Tarabilla común (Saxicola torquata)
Cuando ya volvía, me entretuve con un trío de ratoneros (Buteo buteo) aunque sólo pude fotografiar a la vez a dos de ellos. No sé si serían una pareja expulsando a un soltero, un trío, unos hermanos... estaban muy lejos para ver sus edades.

Dos de los ratoneros cicleando juntos
Y después, con las chicas, e incluso con la bici, también pude ver alguna rapaz, ambas carroñeras, buscando algún animal muerto. 

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Milano real (Milvus milvus)

lunes, 6 de marzo de 2017

MADRID RÍO... Y FRÍO III

Este fin de semana ha tocado quedarnos en Madrid, y aunque el domingo amaneció nublado y fresco, nos fuimos a pasear por Madrid Río, que hace mucho tiempo que no lo visitábamos. Y tenía ganas, porque quería ver cómo va evolucionando el Manzanares tras el proceso de naturalización puesto en marcha por el Ayuntamiento. Este proceso, consiste básicamente en dejar de embalsar el agua, y que en vez de un rosario de estanques con agua parada y maloliente, ahora sea algo más parecido a un río "normal". Ahora hay islas de arena, riberas cubiertas de vegetación, algún remanso y zonas de aguas más agitadas. En mi opinión, esto no sólo ha mejorado la calidad del agua, sino que proporcionará mucho más refugio a la fauna, sobre todo a las aves. Aún queda que dejar paso a la sucesión natural pero ya se ven algunos efectos.

En las islas y aguas someras las parejas de azulones (Anas platyrhynchos
encontrarán sitio donde criar y alimentarse

De hecho, las hembras debían estar ocultas con sus polladas, 
porque casi todos los que se veían eran machos

Los cormoranes (Phalacrocorax carbo) pueden verse perjudicados por las aguas más someras
pero aún se veían enormes carpas en las zonas más profundas 

Detalle del plumaje de un adulto con plumaje nupcial...

... en contraste con un juvenil. En esta imagen, un experto en sus patrones de plumaje puede calcular con precisión su edad, pues se ven cuántas plumas ha conservado de anteriores plumajes por su menor brillo

Otras de las grandes beneficiadas serán las gallinetas (Gallinula chloropus)

Ese día no había muchas gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus)...

... ni tampoco las más grandes, gaviotas sombrías (Larus fuscus)

En las praderas de césped y choperas estaban muy cantarines los pitos reales (Picus sharpei). Son curiosos estos pájaros carpinteros, que buscan sus inverebrados en el suelo, en lugar de en las cortezas de los árboles
video

Y bueno, tras este repaso de algunas de las aves que son más fáciles de ver, acabo con una visión de lo que es el río, con sus islas y riberas ya formadas, algo parecido a lo que se previó y se dejó reflejado mediante infografías.

El agua discurre creando islas de vegetación y arena, creando nuevos hábitats 

En poco tiempo, carrizales, junqueras y saucedas serán el hábitat de garzas, 
ruiseñores bastardos, carriceros, ranas, libélulas y multitud de otros animales 

lunes, 27 de febrero de 2017

GRULLAS,CORZOS, BISBITA Y ESCRIBANO SOTEÑO

Volvemos a estar en épocas de transición y en el mismo día se pueden ver golondrinas y zorzales mientras pasan las grullas, es decir, llegan las primeras estivales, aún quedan invernantes y otras están en paso. El sábado eso fue lo que pasó por Santorcaz, en un limpio cielo azul pasaron varios bandos de grullas, esta vez hacia el Norte.

El segundo bando de grullas (Grus grus), empezó a dar vueltas y coger altura antes
de volver a formar sus curiosas formaciones en forma de V
Además de por su formación y su tamaño, son fáciles de descubrir por su trompeteo.
Parecía ya un día de primavera, algo templado, con los almendros en flor y la cebada verdeando.

Vista desde el Llano de la Horca
El domingo amaneció, nublado y frío, aún quedan semanas para la primavera, así que no hay que confiarse. Entre esas nieblas me topé con tres corzos (Capreolus capreolus). Como siempre, huyeron al verme, pero curiosos, no pudieron evitar parar y echar un vistazo a ver si yo era peligroso.

Con la niebla y los espartos, casi únicamente sus escudetes anales se podían ver

Lo curioso es que después de una hora de paseo los volví a encontrar. Otra vez les tocó volver a huir, y eso que yo estaba lejos.

Los tres huyen a la carrera a buscar zonas de mayor cobertura
Poco más vi en mi paseo, estaba todo muy frío y húmedo, tanto que hasta las telas de araña atrapaban la humedad que cargaba el aire.

Tela de araña
Detalle de las gotículas atrapadas en la seda
Aún hubo tiempo para otra caminata, esta vez al sol y con la familia, e incluso con cháchara y risas, hubo algún pájaro que se puso a tiro.

Bisbita común (Anthus pratensis) sobre un rosal silvestre

Precioso macho de escribano soteño (Emberiza cirlus)

lunes, 20 de febrero de 2017

LUCHA DE RAPACES Y MUSARAÑA

Bueno, pues después de varias semanas de mal tiempo y quehaceres varios, hemos podido ir a Santorcaz. Además, la mañana del domingo madrugué y me fui al campo a disfrutar del fin del invierno.
Amaneció nublado y frío, pero pronto vi a uno de los heraldos de la primavera, que cada año espero ansioso porque no quiero perdérmelos. Se trataba de una pareja de aguiluchos laguneros (Circus aeroginosus) que jugaban juntos. Al final la hembra se cansó y descansó un rato en un ribazo.

Desde muy lejos, este aguilucho lagunero hembra me observaba,
mostrando su color chocolate, y los hombros y cara color crema
El sol, aún bajo, no conseguía atravesar las nubes así que el frío no me abandonaba.

Cerros y nubes no dejaban que la mañana se caldease
De nuevo, otros pájaros ya barruntaban la primavera y un carbonero (Parus major) cantaba en lo alto de un quejigo mostrando sus espléndidos colores.

Carbonero común cantando
Al final las nubes se disiparon un poco y la luz del sol empezó a iluminarlo todo.

Parece la luna, pero el sol buscó y encontró un hueco entre las nubes
Parece que la actividad de las rapaces arrancó de repente y todo empezó a suceder muy rápido: paso de milanos reales (Milvus milvus), aguiluchos laguneros atacando a un ratonero (Buteo buteo), un cernícalo de caza (Falco tinnunculus) y una pareja de ratoneros acosando a un águila real juvenil (Aquila chrysaetos). En fin que estuve bastante entretenido.

Uno de los milanos reales del fin de semana
Un ratonero (izquierda) es acosado por la hembra de aguilucho lagunero
Ambas rapaces se muestran las garras
Detalle del lagunero...
... y detalle del ratonero
Cernícalo cerniéndose, con la cola totalmente desplegada.
Se trata de un macho, ya que tiene la cabeza y la cola gris
En otro lance con un fondo de tierra.
Estuvo un buen rato cerniéndose aquí y allá,
y hasta pude grabar un vídeo, aunque de escasa calidad
video

Muy lejos, pero se ve cómo dos ratoneros (izquierda) interceptan a un águila real, mucho mayor
A pesar de la lejanía, se puede ver la silueta típica de un águila real,
que probablemente nació el año pasado porque tenía el arranque de la cola completamente blanco

A media mañana volví a casa y salí a dar un paseo con mis chicas. Fue divertido ver cómo la pequeña perseguía a su sombra y no conseguía atraparla, pues ya se sabe, sólo Lucky Luke, es más rápido que su sombra. Siguieron pasando milanos reales, aunque ninguno descubrió a esta pequeña musaraña (Crocidura russula).

Diminuta, no sé qué le pasaría a esta pobre musaraña. Parece un roedor, pero es un insectívoro, y se diferencia fácilmente de ratones y topillos por su hocico alargado