domingo, 17 de septiembre de 2017

BUCEO EN MAZARRÓN: PLAYA DE LA ERMITA

Segundo verano que, cámara acuática en mano, he disfrutado de lo lindo buceando. Esta vez ha sido en Mazarrón, Murcia, que cuenta con playas para todos los gustos: urbanas, vírgenes, nudistas, caninas, grandes, pequeñas... Nosotros hemos estado en dos, una urbana y otra virgen, ambas pequeñas, y como me he hinchado a hacer fotos, voy a hacer dos entradas. Esta primera es sobre una pequeña playa urbana, la de la Ermita, que forma una pequeña concha y al tener islotes en su frente, es de aguas especialmente tranquilas. La única pega que algunos pueden encontrar es que a poca profundidad tiene "algas", pero en realidad no se trata de algas, sino de plantas acuáticas, así que si uno las pisa, puede hacerse a la idea de que es césped.
La presencia de praderas submarinas y rocas hace que se muy fácil encontrar multitud de animales, así que sin perder de vista a la familia, enseguida me encontré con un montón de bichos que fotografiar. Como son muchas fotos, no me entretengo más, en la próxima entrada habrá aún más y mejores fotos, así que al que le guste esta, le emplazo a estar atento a la siguiente.

Empiezo con una foto que muestra hasta tres especies diferentes de peces que muestran que incluso una playa urbana puede tener gran biodiversidad: una coloreada hembra de fredí (Thalassoma pavo), varias mojarras con sus bandas negras (Diplodus vulgaris) y algún sargo (Diplodus sargus)
Playa de la Ermita desde un extremo, con sus aguas tranquilas
La misma playa vista desde mar adentro
El paisaje era de praderas en el fondo con alguna zona de rocas a los lados
Junto a las rocas grupos de grandes lisas buscan su alimento (Chelon labrosus)...
... que consiguen raspando las algas con su boca protráctil
Aquí un gran grupo se dedica a raspar el fondo
Además de algas, en las rocas también había unos cnidarios que no he conseguido identificar. Edito: buscando, buscando, parece ser que son colonias de tunicados, probablemente del género Botrylloides leachi
Otro pequeño cnidario o anémona, que tampoco he conseguido identificar
Otros peces eran las coloridas julias (Coris julis)
Aquí se ven dos hembras con sus típicas bandas longitudinales
También había alguna posidonia, otra planta acuática de mayor tamaño,
que aparece junto a un par de raspallones (Diplodus annularis)
Un sargo picudo (Diplodus puntazzo), familia de sargos, mojarras, raspallones, etc.
Buscando con cuidado, se podían encontrar algunos peces de fondo a pesar de su camuflaje,
como este rasposo (Gobius bucchichi)
Parecido al rasposo es el Gobius fallax
Entre las rocas, se podía encontrar algunas esponjas enormes como esta Hippospongia communis
Esta herrera (Lithognathus mormyrus) decidió rascarse un costado contra el fondo
Como en la primera foto una preciosa hembra de fredí nadaba con sargos y mojarras
En el fondo también buscaban alimento con sus 
barbillones los salmonetes de roca (Mullus surmuletus)
También había, ¡cómo no! erizos de mar comunes (Paracentrotus lividus)
Pennaria disticha, un cnidario colonial con forma de pluma
Grupo de salemas (Sarpa salma)
Especies del mismo género: mojarras y sargos
Salemas con más detalle, donde se aprecian las líneas amarillas longitudinales
Ocultándose en las sombras un serrano (Serranus scriba)
Varios pequeños tordos de roca (Symphodus ocellatus) y una planchita (Symphodus roissali
Otra planchita, con su coloración de camuflaje
Esta otra planchita también se arrascó un lateral
Los peces más coloreados son los fredís, incluso las hembras
También vistas desde arriba
Aquí dos se pavonean entre ellas
Si además de fijarme en los peces hubiese ido al detalle de las rocas, se verían cosas tan interesantes como algas calcáreas rojas como esta Amphiroa rigida
O este pólipo solitario del que no conozco la especie
Y aquí acabo esta primera parte, nos vemos en unos días. Antes dejo alguna cosilla interesante que también se puede ver en Mazarrón, pero fuera del agua...

Escombreras de las minas abandonadas de Mazarrón, un paisaje muy buscado por los fotógrafos

lunes, 4 de septiembre de 2017

ARAÑA, AVES RAPACES Y TORMENTAS

Esta semana pasada la hemos pasado en Santorcaz, y esta vez no me ha hecho falta darme madrugones para ir al campo, porque como lo peor del calor ha pasado, hemos salido en familia y a horas más normales. Unas veces a coger moras, otras en bici y otras de paseo antes de acostarnos, siempre procuro llevar la cámara.

Empiezo con una foto curiosa de una de esas noches, en que nos encontramos una enorme araña, que como otros grandes depredadores nocturnos, también refleja la luz en sus ojos.

Araña de gran tamaño, probablemente del género Tegenaria
Una tarde de las que fuimos a por moras, que este año han venido antes y más secas, también saqué tiempo para mirar al cielo y en un rato pude ver hasta tres aves rapaces diferentes. Se ve que estamos en plena ola migratoria hacia el sur e Iberia está rebosante de rapaces hacia el Sur.

Águila calzada (Aquila pennata)
Milano negro (Milano negro)
Águila culebrera (Circaetus gallicus), con las partes ventrales blancas, incluida la cabeza
Un par de mañanas hemos montado en bici, y aunque el campo está totalmente arrasado por el sol y el calor, también se nota el paso de alguna especie migratoria y de alguna de las que siempre está por aquí.

Collalba gris (Oenanthe oenanthe) una migratoria
Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), una hembra o juvenil, presentes todo el año
Otra águila culebrera, ésta con un capuchón oscuro en toda la cabeza
Acabo con alguna foto que muestra cómo de cambiante ha sido el tiempo esta última semana de agosto, con tormentas, viento y cielos espectaculares.

Las nubes de tormenta crecían a ojos vistas algunas tardes

Después de las tormentas los cielos seguían resplandeciendo

lunes, 14 de agosto de 2017

CORZOS, AZOR Y CHOTACABRAS Y GATOS ATROPELLADOS

Este sábado pasado no hizo tanto calor, pero como siempre madrugué un poco para aprovechar el periodo de máxima actividad de la fauna, y el de menor actividad de la familia. Lo primero que me encontré, fue lo mismo que la semana pasada, la familia de corzos (Capreolus capreolus), formada por la madre y dos crías.

Primero vi sólo a la madre y una cría...
... pero después vi que uno de los hermanos estaba oculto
video


Luego no vi mucho más, sólo unas urracas llamaron mi atención: estaban lejos pero había muchas juntas picoteando algo. De repente salieron despavoridas, un azor (Accipiter gentilis) llegó al lugar, su mayor enemigo. Sin embargo éste no hizo ademán de picar nada, así que la carroña que hubiese no le interesó. Prefieren cazar su propia comida.

Una gran hembra mostraba su pecho claro en un ambiente que no es el suyo
Miró a todos lados y desapareció igual que había llegado
El resto de animales, preferiría no haberlos visto de esa manera, pero sirvan estas líneas para hacer notar una vez más la cantidad de animales que perecen en las carreteras.

Chotabras pardo (Caprimulgus ruficollis)
Posible cachorro de gato montés (Felis sylvestris)
Había otro cachorro unos pocos metros adelante
Algunas noches salimos de paseo, y además de cada vez más salamanquesas, el cambio climático las beneficia, se encuentran insectos curiosos.

Una gran chicharra (Decticus albifrons)
Por último acabo con una imagen también curiosa.

Aunque parece que vaya a impactar, miles de kilómetros separan al avión de la luna