lunes, 17 de octubre de 2016

COLLALBAS, MOSQUITEROS, RATONERO Y PUESTA DE LIBÉLULAS

Por fin ha llegado el otoño y ya no hace darse madrugones para disfrutar del campo sin achicharrarse. Además ya puedo ir acompañado, y el sábado por la tarde nos dimos un paseo por el camino de Corpa. Aunque ya hay aves de las invernantes, como bisbitas, aún queda alguna de las que está de camino a África como alguna collalba gris (Oenanthe oenanthe).

Las collalbas son muy aficionadas a posarse sobre posaderos elevados

No hubo mucha oportunidad de fotografiar muchos pájaros, pero por fortuna sigue dando resultado revisar los majanos por si en alguno hay alguna piedra con forma de mochuelo (Athene noctua).

Al atardecer nunca hay que dejar los majanos sin revisar.

El domingo por la mañana, mientras la pequeña echaba una siesta, me di una vuelta con la bici por el camino a Guadalajara. Además de algún cernícalo, un ratonero (Buteo buteo) cicleó a muy baja altura sobre mi.

Ratonero en pleno giro, mostrando un plumaje juvenil: pecho listado en vez de barrado y sin línea terminal oscura en la cola

Aunque había llovido unos días antes, no había muchos charcos, así que me oculté junto a un manantial por si tenía la oportunidad de fotografiar aves que se acercasen a beber. No mucho movimiento la verdad, y además los que se acercaron eran de los inquietos.

Curruca cabecinegra macho (Sylvia melanocephala)
Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus) otra de las aves aún en paso

Mientras permanecí escondido, a escasos dos metros de mí, unas ratas de agua (Arvicola sapidus) se dedicaron a rehacer sus galerías entre las hierbas. Creo que las había pisado al llegar y ellas siempre quieren mantener sus galerías despejadas para poder huir en caso de un ataque de un depredador.

video

Finalmente me levanté y antes de irme me entretuve viendo varias parejas de libélulas del género Sympetrum volando en tándem mientras ponían huevos en el agua. 

El macho, de color rojo, sujeta con unos apéndices de su cola a la hembra por detrás de la cabeza

La hembra, aún sujeta por el macho, pone los huevos sobre la vegetación acuática. Antes de todo esto el macho había fecundado los huevos cuando la hembra dobla su abdomen para contactar con los órganos reproductores masculinos, algo que no pude ver.

En este vídeo se pude ver el proceso de puesta, y la gran velocidad a la que sucede.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario