miércoles, 7 de mayo de 2014

SISONES, ABEJARUCOS, CURRUCA MIRLONA, AGUILUCHOS... ¡ES LA PRIMAVERA!

Como contaba en la entrada anterior, salvo el jueves, el resto de los días del puente los hemos pasado en Santorcaz, disfrutando de la primavera. El viernes, hicimos la primera salida de la temporada del SACRE (Programa de Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras de la Sociedad Española de Ornitología). A pesar de no parar de contar y anotar aves en el cuaderno de campo, aún saqué tiempo de hacer alguna foto.

A veces estar dentro de un coche es el mejor escondite para ver aves, y así nos sucedió con un macho de sisón (Tetrax tetrax) en plena exhibición. Habitantes de cultivos herbáceos y con un plumaje muy críptico en sus partes dorsales, cuando desea marcar su territorio, además de emitir un curiosos sonido audible a gran distancia salta y despliegas sus alas de un blanco níveo para hacerse notar.

Macho inflando las plumas de su cuello contrastado de negro y blanco
Saltando mostrando el blanco de sus alas y partes ventrales
En otra de las paradas, un pinzón macho (Fringilla coelebs) se puso a cantar con su típico “casco” gris azulado y vientre rojizo.

Pinzón vulgar macho
En la última parada un buitre leonado (Gyps fulvus) pasó volando muy cerca y muy bajo en busca de alguna carroña.

Pesado aleteo del buitre leonado
Por la tarde decidimos dar un “paseo” hasta Pezuela de Las Torres donde disfrutamos de los campos mecidos por el viento. También algún pajarillo se atrevió a posar, aunque el fuerte viento no ayudó a detección de aves.

Atardecer en el camino a Pezuela de Las Torres
A la salida de Pezuela nos despidió un precioso jilguero (Carduelis carduelis)
A ras de suelo, el viento no influye tanto y esta enorme escolopendra no temió salir a campo abierto a estirar sus 21 pares de patas.

Escolopendra (Scolopendra cingulata)
El sábado también dimos un corto paseo aunque, esta vez las protagonistas fueron varias mariposas.

Iphiclides podalirius o chupa leche sorbiendo las sales disueltas del barro
Issoria lathonia o sofía
Melitaea phoebe o doncella mayor
En el lavadero, me entristeció ver una mezcla de carpines y truchas, especies piscícolas probablemente liberadas con buena intención, pero que causarán estragos en las poblaciones de anfibios, mucho más amenazadas que estos peces que provienen de Asia y América.

Trucha arcoiris (Oncorhynchus mikiss) incluida en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza
El domingo, decidí madrugar un poco e irme yo sólo con mi red de camuflaje. Ya de camino, algunos pájaros se me pusieron a tiro.

Por las mañanas es inevitable ver cantar a las golondrinas (Hirundo rustica)
En los cables comparten posadero las palomas torcaces (Columba palumbus)
y tórtolas turcas (Streptopelia decaocto
Una verderón me observó intranquilo (Carduelis chloris)
Apostado junto a una vieja noguera (Juglans regia) no tardaron en aparecer varias aves a usar sus ramas para marcar el territorio, procesar alimentos o simplemente descansar y acicalarse.

Nada más llegar, un mirlo despeinado se puso a cantar (Turdus merula)
A continuación un abejaruco (Merops apiaster) manipuló
un gran abejorro para no dañarse la garganta con su aguijón 
Después llegó otro individuo, probablemente su pareja
En un posadero orientado al sol éste mostró su pecho turquesa
En el vídeo siguiente se observa como atontan a golpes a sus víctimas para que no dañen sus gargantas al tragarlos. Si ponéis el sonido, además se puede oír esos golpes contra la madera podrida.

video

Después de un rato, una paloma torcaz llegó para descansar
Antes de irse dedicó un rato a acicalar su plumaje
como se puede ver en la foto y en el vídeo siguiente
  video

De nuevo una pareja de abejarucos se posaron,
 uno de ellos con una presa en el pico
Incluso las inteligentes urracas (Pica pica) no me descubrieron
En la misma percha que cuando llegué,
el último pájaro que posó antes de irse fue un mirlo
Satisfecho con la “caza” decidí estirar las piernas y aún me topé con más habitantes alados, aunque a mayor distancia del objetivo de la cámara.

Una cada vez más escasa collalba rubia (Oenanthe hispanica) posa sobre una coscoja
Muy cerca, una curruca mirlona (Sylvia hortensis) aguantó impasible mi presencia,
 prefirió cantar para marcar su territorio
Ya de vuelta a casa, el macho de aguilucho (Circus aeroginosus) lagunero me sobrevoló mostrando el contraste de sus partes dorsales...
... y partes ventrales
El último fue el más pequeño, un buitrón (Cisticola juncidis) que en lugar de cantar en vuelo como es habitual en él, lo hizo posado. En el vídeo siguiente se le escucha
  video

 Y así termino, una primavera espléndida pero que necesita agua ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario