lunes, 3 de marzo de 2014

PITOS REALES Y CERNÍCALOS DE CAZA EN LOS PARQUES DE MADRID

Sigue el tiempo variable y este fin de semana sólo hemos salido el domingo por la mañana. El lugar ha sido el más próximo a nuestra casa: el parque de la Cuña Verde de O´Donnell, que cuenta con zonas ajardinadas, pinar y, aún, descampados.
Parecía que tras todo el sábado lloviendo los verdecillos (Serinus serinus) estaban muy activos, comiendo semillas por el suelo o cantando en los árboles aún sin hojas.

Verdecillo macho mostrando su pecho amarillo
El mismo individuo, en el árbol siguiente, también muestra su obispillo o rabadilla amarilla
Con los verdecillos, había jilgueros, y sobre todo, gorriones molineros (Passer montanus). Como he contado otras veces, estos gorriones no se internan por la ciudad, ya que prefieren las afueras y los parques.

Gorrión molinero, mostrando su boina color ladrillo y su "oreja" negra
La nota de color la puso un pito real (Picus viridis), un tipo de pájaro carpintero de color verde de buen tamaño.

Pito real, un pájaro carpintero verdoso y con capirote bermellón
De lado, se aprecia una bigotera negra, lo que indica que es hembra
Estuvo muy entretenido buscando hormigueros, en los que alimentarse. Cuando huyó por la cercanía de un perro nos acercamos a ver los agujeros que practicó en el suelo. En la foto siguiente puede observarse uno de esos agujeros y en el vídeo, cómo introduce su larga lengua pegajosa para atrapar a los insectos.
Agujero hecho por el pito real, para buscar hormigas como se ve en le vídeo siguiente
video

Y es que en las zonas aún no ajardinadas que aún conserva el parque, existe una mayor biodiversidad, habitando mamíferos como conejos y topillos. Los cernícalos (Falco tinnunculus) patrullan la zona y con el viento de cara se ciernen con los ojos inmóviles a la búsqueda de ratones, topillos o pájaros despistados.

Cernícalo vulgar en vuelo cernido prospectando el suelo.
En el vídeo siguiente se observa cómo maniobra con el viento de cara para permanecer inmóvil y poder detectar cualquier movimiento bajo él.

video

La verdad es que no se suele mirar mucho al cielo en los parques madrileños, pero siempre es posible detectar alguna rapaz, gaviota o cigüeña en movimiento. En esta época del año pasan muchas rapaces, y pude deleitarme con un bonito milano real (Milvus milvus) que probablemente volvía hacia su lugar de cría más al Norte.

Milano real: como siempre cola escotada y manchas claras en las alas
Y ya yéndonos a casa habiendo tomado un poco el sol y el aire, una lavandera blanca (Motacilla alba) muy confiada se dejó fotografiar para mostrar su lustroso plumaje reproductor de tonos grises, blanco y negro.

Lavandera blanca mostrando su dorso gris y capucha negra
De frente, se observa un gran babero negro, lo que muestra que se trata de un macho

No hay comentarios:

Publicar un comentario